Club de anime para la gente de gomez palacio y lerdo
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 CUENTOS JAPONESES : EL OGRO ROJO QUE LLORO

Ir abajo 
AutorMensaje
Kirbyspam
Chuunin
Chuunin
avatar

Mensajes : 101
Fecha de inscripción : 15/09/2008
Edad : 26
Localización : La Aldea Oculta Entre La Nieve Chepo

MensajeTema: CUENTOS JAPONESES : EL OGRO ROJO QUE LLORO   Jue Oct 09, 2008 2:53 am

Cuentos tradicionales japoneses: El ogro rojo que lloró - 日本の昔話 ・ 「泣いた赤鬼」



Hace mucho, mucho tiempo, vivía a los pies de una montaña un ogro rojo (赤鬼 aka-oni) de aspecto muy feroz, con un cuerno en la cabeza y el cuerpo completamente rojo. Sin embargo, su corazón era bondadoso, y su mayor deseo era poder vivir en armonía junto con los habitantes del pueblo cercano. Pero estos, siempre que le veían, le tenían miedo y huían de él, y por eso el ogro rojo se sentía muy triste.

Así, un día decidió poner un aviso delante de su puerta:

"NO SOY PELIGROSO EN ABSOLUTO"

Pero al asomarse para colocar el cartel, una vez más, los aldeanos huyeron espantados. El ogro rojo se puso a llorar y rompió el cartel que había escrito.

En ese momento apareció un ogro azul (青鬼 ao-oni) conocido suyo, de aspecto igualmente feroz pero que era también muy bondadoso.

"Hola, ogro rojo, ¿por qué rompes eso?"

"Ay, ogro azul, habia escrito este cartel para que los aldeanos vieran que no soy malvado y se llevaran bien conmigo, pero a pesar de todo, ellos me siguen teniendo miedo y huyen de mi cada vez que me ven"

"¿Ah, sí?", respondió el ogro azul, "pues mira, se me ha ocurrido una idea genial. Ven conmigo al pueblo.

"Es inútil, ogro azul, los aldeanos están obcecados y por mucho que intentes hablar con ellos no van a comprender si tienes o no buenas intenciones... seguramente huirán también de ti."

"Justamente de eso se trata, en cuanto vean lo bueno que eres, se convencerán y dejarán de tenerte miedo. Vamos a hacer lo siguiente: yo entraré en el pueblo fingiendo ser muy malvado y haré como que voy a atacarles. Entonces apareces tú para defenderles, me pegas, y me haces huir."

"¿De verdad te tengo que pegar?"

"Eso es, me das una buena paliza."

"No puedo hacer algo así"

"Tienes que hacerlo, ya verás cómo después las cosas te van mejor y te llevas bien con los aldeanos. ¿Has entendido? Me atizas bien fuerte y me haces huir."

Y así lo hicieron los dos ogros. El ogro azul fingió atacar a los aldeanos, y el ogro rojo salió corriendo tras él para atraparlo y golpearlo.

¡ZAS, PUM, PATAM!

"¡Ogro malvado, como vuelvas a molestar a esta gente, verás lo que es bueno!", gritaba el ogro rojo, golpeando al ogro azul.

"Ay, perdón, perdón", respondía el ogro azul.

Y así continuaba gritando el ogro rojo mientras perseguía y golpeaba al ogro azul. Los aldeanos, al ver esto, lo comentaron entre ellos con admiración, y al ver que el ogro rojo les defendía, dejaron de tenerle miedo.

Por primera vez, el ogro rojo recibió en su casa a la gente del pueblo. Hombres, mujeres, niños y ancianos, todos iban a verle sin miedo, y el ogro estaba todo el rato muy ocupado, salía a recibirles, hacía té y servía dulces. El ogro estaba muy contento porque por fin se llevaba bien con los aldeanos.

Pasó el tiempo, y cierto día, el ogro rojo se acordó de su amigo, el ogro azul.

"Ay, qué habrá sido de mi amigo, qué ganas tengo de verle... Es gracias a que él fingio ser malvado, que ahora me llevo tan bien con la gente de la aldea. Debería ir a verle para darle las gracias por lo que hizo"

Y el ogro rojo se dirigio a la casa de su amigo el ogro azul en medio de la montaña, pero al llegar allí, descubrió que la puerta estaba cerrada y clavada con maderas, y sobre ella había una carta dirigida a él. Al leerla, los ojos del ogro rojo se inundaron de lágrimas.

"Para el ogro rojo: Ahora que por fin has logrado ser aceptado por los aldeanos, si supieran que eres mi amigo, ellos volverían a tenerte miedo, ¿no crees? Por eso es mejor que me vaya para siempre y que no te vean conmigo, así podrás continuar en tan buena armonía con la gente del pueblo. De parte de tu amigo, el ogro azul."

Y, recordando a su generoso amigo, el ogro rojo vertía más y más lágrimas sin poder contenerse.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://www.metroflog.com/kirby_spam
zero
Admin
avatar

Mensajes : 108
Fecha de inscripción : 06/09/2008
Localización : EN LA ALDEA ESCONDIDA ENTRE LAS CARRETERAS

MensajeTema: Re: CUENTOS JAPONESES : EL OGRO ROJO QUE LLORO   Jue Oct 09, 2008 7:42 am

uuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa
ta bien chida la historia ando buscando un ogro azul k m ayude jejejejejeje
realmente tiene muy buena moraleja uuuuuuuuuuuuuaaaaaaaaaaaaaa T_T

_________________
''Las Puertas Del Infierno Estan Abiertas, Mi Mente, Mi Cuerpo Y Mi Alma Estan En Camino''

"El coraje no es la ausencia del miedo, es tener presente el miedo y aun así enfrentarse a él"
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://clanbijuu.forosactivos.net
 
CUENTOS JAPONESES : EL OGRO ROJO QUE LLORO
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Disfraz de lorito rojo por peg juniors....
» Versiones posteriores de Cuentos tradicionales y sus Oscuros origenes D:!
» cuentos de los hermanos grimm
» CUENTOS MARAVILLOSOS..
» ROJO Y NEGRO, de Stendhal

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Extras :: Cultura Japonesa-
Cambiar a: